Cuando quien habla mucho se queda sin palabras

Cuando quien habla mucho se queda sin palabras es una situación de mucho peso, es un momento de caos interno.

Anuncios